7 requisitos para elegir un buen nombre de dominio

Recomendaciones de cómo encontrar un nombre de dominio adecuadoEstos 7 sencillos consejos o recomendaciones te ayudarán en la tarea de encontrar el nombre de dominio más adecuado para poder crear tu web.

1. Tomarse tiempo

Dado que contar con un nombre de dominio es algo duradero y de gran importancia para la identidad de tu sitio web, ante todo deberías tomarte el tiempo que sea necesario para reflexionar sobre lo que quieres realmente, para madurar la idea. No tomes decisiones precipitadas, porque luego si quieres cambiar de dominio, tendrás que remodelar tu proyecto inicial y casi volver a empezar de nuevo si tu dominio ya se había posicionado en buscadores.

2. Palabra clave, nombre de marca o mixto

Elige una palabra clave, un nombre de marca o una mezcla de los dos.

Los dominios de palabra clave o EMD -esto es, dominios de concordancia exacta- tienden a ser genéricos, descriptivos pero con poca identidad, ya que puede haber otros dominios con palabras claves similares. Antes solían posicionarse con facilidad, pero ahora ya no tanto. Sin embargo, entre sus ventajas están que pueden propiciar alguna que otra visita directa (desde la barra de direcciones del navegador), sobre todo si la palabra es muy común y está bajo la extensión casi omnipresente .com. También si alguien te enlaza, normalmente usará la palabra clave en el texto ancla o anchor text.

Los dominios de marca son nombres inventados que no tienen por qué tener significado pero poseen mucha identidad, puesto que son únicos, singulares. Puede ser más pegadizos y fáciles de recordar. Una de sus ventajas es que si los usuarios ya conocen la marca, pero no cuál es su dominio, harán la búsqueda en Google y al encontrarlo, clicarán en él para acceder a la web, aumentando el CTR, y por tanto su posicionamiento. Su desventaja es que quién no conozca la marca, en principio no sabe a qué se dedica o cuál es su temática, a menos que la encuentre indirectamente por otras palabras clave del sector.

Los dominios mixtos aúnan ciertas ventajas de ambas opciones y eliminan algunos de sus inconvenientes.

En caso de elegir dominios de palabra clave o mixtos, para dirigirte a España o Hispanoamérica, ten en cuenta que obviamente debes utilizar palabras en castellano, pero en cambio, si tu público es totalmente global, tendrías que recurrir únicamente a un nombre de marca, o usar palabras clave en inglés.

3. Nombre corto y fácil de recordar

Se recomienda que el nombre de dominio sea más bien corto. Procura que no sobrepase las quince letras. Un dominio demasiado largo se olvida antes y propicia errores en su escritura.

Para que sea memorable, ha de ser fácil de pronunciar, de escribir y de deletrear.

4. Sin números ni guiones

Conviene que no se utilicen números ni guiones en el nombre de dominio, solo letras a ser posible, para que no solo sea completamente legible sino pronunciable sin tener necesariamente que deletrearlo.

Tampoco deberían emplearse ñ, mayúsculas, acentos ni cualesquiera otros caracteres extraños, incluso aunque existan los IDN (nombres de dominio internacionalizado, en sus siglas inglesas) con caracteres no ASCII para algunas extensiones. Pocos usuarios -por no decir casi nadie- van a molestarse en escribir con tilde o poner eñes, y eso contando con que sepan que la dirección web correcta incluye dichos signos gráficos.

5. Genérico, a ser posible

Es mejor usar un dominio genérico (gTLD) si tu sitio web es global o, al menos, va a ser visitado por varios países; por ejemplo, si tu web está en España, pero también desea dirigirse a usuarios o clientes de Latinoamérica. Con frecuencia se suele insistir en que se ha de elegir un .com, dada su enorme popularidad, pero esto está cambiando y cambiará cada vez más conforme se vayan adoptando las decenas y decenas de nuevos dominios genéricos (ngTLD) que están saliendo al mercado.

En cambio, si es de ámbito local, esto es, sólo para una ciudad o región, o como mucho, exclusivamente para un país, entonces utiliza un dominio geográfico o de código de país (ccTLD), como .es para España, .mx para México, .pe para Perú, etc.

6. Con sufijos si es preciso

Si el nombre de dominio que quieres registrar ya está tomado para una determinada extensión que te gusta y a la que no quieres renunciar, siempre existe la opción de utilizar sufijos para modificar el nombre elegido.

Imagina que has pensado en el nombre de palabra clave ‘motor’ para una web de vehículos o maquinaria y lo quieres registrar, o sí o sí, bajo .com, pero por casualidad alguien se te había adelantado. En ese caso puedes añadirle sufijos como web, online, net, etc., para obtener el dominio motorweb.com, motoronline.com, motornet.com, etc.

7. Marcas registradas, no

Por último, evita a toda costa las marcas registradas. No sólo es poco deseable compartir una marca ajena que hace la tuya ya no sea única -incluso aunque pudieras beneficiarte de ello-, sino que además te arriesgas a que te obliguen a entregarles el dominio para proteger su derecho de propiedad intelectual (derechos de propiedad industrial y derechos de autor). Así que… olvídate de dominios como ofertasamazon.com o mundodisney.com

Te puede interesar:

Dominios: ¿con o sin www? – pros y contras
Dominios vs. subdominios
Otros artículos del blog en línea