Los nombres de dominio internacionalizado (IDN): ¿qué son y cómo funcionan?

Los IDN: definición y funcionamientoA pesar de que internet se ha desarrollado bajo la enorme influencia del inglés a nivel global, con el tiempo las demás comunidades lingüísticas también han querido ver reflejados sus hechos diferenciales, como los signos gráficos particulares de cada idioma, e incluso otros alfabetos no latinos, a la hora de hacer uso de la Red.

Debido a esta tendencia, se está rompiendo la uniformidad que había impuesto la cultura anglosajona sobre todo con el empleo del teclado QWERTY, basado en el código ASCII (siglas de American Standard Code for Information Interchange o Código Estándar Estadounidense para el Intercambio de Información). El código ASCII es un código de caracteres que tiene como base el alfabeto latino, tal y como se utiliza en el inglés actual.

Y el mundo de los dominios web no es ajeno a este deseo de poder utilizar acentos, diéresis, eñes, en el caso del español, o cualquier otro signo, en los demás idiomas. Por eso, desde hace algunos años se viene oyendo hablar de los IDN.

¿Qué es un IDN?

Un IDN son las siglas inglesas de un nombre de dominio internacionalizado, esto es, aquel que contiene uno o más de los caracteres especiales mencionados anteriormente.

A través de los nombres de dominio internacionalizado, se puede escribir perfectamente una dirección web con acentos, eñes, etc. Esto tiene lugar gracias a una equivalencia entre el código Unicode -que es el que hace posible la codificación de los caracteres de cualquier idioma- y el código ASCII -que es el que admiten los navegadores-. Para ello el denominado Protocolo de Nombres de Dominios Internacionalizados en Aplicaciones (IDNA) es el que se encarga de llevar a cabo la traducción entre ambos códigos.

Los IDN -incluyendo otros alfabetos, como el cirílico, el árabe, el chino, etc.- están siendo admitidos casi por cualquier extensión de dominio de nivel superior (TLD), sobre todo a raíz de las nuevas extensiones de dominio.

Funcionamiento

Para poder utilizar un nombre de dominio internacionalizado, en primer lugar hay que asegurarse de que sea admitido por la extensión de dominio en cuestión (.com, .net, .plus, .online, etc.).

Después de comprobarlo y antes de registrar el dominio IDN, se tiene que convertir a un código especial llamado punycode. Se trata de una forma de codificar un dominio internacionalizado en una secuencia de letras y guiones para que sea compatible con el código ASCII y pueda ser aceptado al de registrar el dominio. Por lo tanto, lo que se registra es el resultado de la conversión a punycode.

Por ejemplo, si quisiéramos registrar el dominio ‘lingüística’ (con diéresis y acento), habría que convertirlo a punycode, dando como resultado ‘xn--lingstica-j5a8n’, que es lo que registraríamos en el proveedor de dominios.

Aunque muchas empresas ya están haciendo esta conversión automáticamente antes del registro, también se puede hacer en webs especializadas como www.cyberneticos.com/conversor.

Una vez registrado el nombre de dominio internacionalizado, al escribirlo en el navegador web, se convierte de manera interna a punycode y se resuelve llevándonos a la web con el nombre correctamente escrito en el navegador.

Ventajas

  • Los navegadores actuales están preparados para admitir caracteres especiales en las direcciones web.
  • Desaparecen los errores ortográficos de escribir sin acentos, sin diéresis, sustituyendo las eñes por las enes, etc.

Inconvenientes

  • En algunos casos no son compatibles con determinados servidores web, aplicaciones, clientes de correo electrónico, enlaces en redes sociales.
  • Para evitar estas incompatibilidades, algunas empresas registradoras optan por no ofrecerlos.
  • Casi todos los usuarios, sobre todo a nivel internacional, están acostumbrados a escribir las URLs sin signos gráficos extraños, por lo que habrá muchas menos visitas a este tipo de dominios.