El ciclo de vida de un dominio

Periodos o trámites por los que pasa un dominio web durante su existenciaEl ciclo de vida de un dominio son los diferentes intervalos de tiempo por los que pasa un dominio web. Se trata de una serie de trámites establecidos por la ICANN y pueden variar dependiendo de la extensión del dominio.

Conocerlo es muy importante, ya sea para saber por cuánto tiempo registrar un dominio, cuándo va a caducar, o si puedo recuperarlo y en qué plazo en caso de que haya expirado.

Se divide en los siguientes periodos o etapas:

Disponibilidad

El dominio está libre y disponible para poder ser registrado. Los dominios disponibles pudieron haber estado registrados anteriormente o que nadie los haya registrado aún. La disponibilidad se puede consultar en el propio sitio web del proveedor de dominios.

Registro

El dominio se registra, se contrata por un periodo mínimo de un año y hasta un máximo de diez años, mediante el pago de una cuota anual.

Dominio activo

Una vez registrado y, lo tanto, ocupado, el dominio permanece activo para su uso como dirección de un sitio web, para crear subdominios, cuentas de correo electrónico, etc. Ningún otro usuario o entidad podrá registrarlo ni ocuparlo durante el tiempo por el que haya sido registrado. Mientras esté activo y hayan transcurrido 60 días, su propietario puede transferirlo de un proveedor de dominios/hosting a otro, es decir, llevárselo a la empresa de dominios que quiera.

Expiración

Cuando se cumple el periodo de tiempo por el que fue registrado o contratado el dominio, éste llega a su fecha de caducidad. Si en ese momento o con anterioridad no se renueva (también por un periodo de tiempo que oscila entre uno y diez años), el dominio expira. Esto significa que cesa cualquier servicio asociado al nombre de dominio ni tampoco se puede transferir a otro registrador. Los proveedores de dominios suele notificar con varios meses de antelación -y a veces reiteradamente- que el dominio va a caducar y ha de ser renovado. Además, también suelen disponer de servicios de renovación automática si así lo prefiere el cliente, para no olvidarse ni tampoco tener que estar pendiente de ello.

Período de gracia

Tras haber caducado, el dominio pasa por un periodo de gracia que dura entre 30 y 45 días, dependiendo de la extensión del dominio. Durante este plazo, todavía estás a tiempo de reactivar el dominio para volver a usarlo y además al mismo precio establecido para la renovación.

Periodo de redención o castigo

Habiendo desaprovechado el periodo de gracia sin haber renovado, y por tanto, reactivado el dominio, ahora en esta fase crítica de 30 días es la última oportunidad para recuperar el dominio inactivo, pero pagando un precio mucho más caro (alrededor de diez veces más) como penalización.

Eliminación

Finalmente, en este breve periodo ya no es posible recuperar el dominio. En cinco días se elimina definitivamente y queda de nuevo a libre disposición para su registro por quien primero lo solicite.

Te puede interesar:

Fases en el lanzamiento de una extensión de dominio